Las Clases

Clases y Talleres:

La Técnica Alexander propone  la observación y reeducación de cómo nos usamos a nosotros mismos.

El modo de ‘uso’ que hacemos de nosotros mismos afecta como funcionamos, y está condicionado, en mayor o menor medida, por hábitos de pensamiento y acción que se activan antes de que podamos decidir cómo queremos reaccionar ante el constante y variado estimulo de la vida.

Los profesores entrenados en esta técnica nos acompañan y guían en el proceso de parar, observar y soltar. Brindándonos una experiencia nueva allí donde el habito no permitía opciones.

Aunque ocasionalmente se ofrecen talleres grupales de introducción o profundización, las clases de  Técnica Alexander son normalmente individuales.

Clases Individuales:

Durante las clases el profesor usa las manos y la palabra para acompañarnos en actividades básicas de nuestro vocabulario de movimiento, como por ejemplo sentarse, pararse, caminar o simplemente descansar sobre la espalda.

Con la guía del profesor de Técnica Alexander aprendemos a reconocer y soltar la tensión innecesaria acumulada a lo largo de una vida de hábitos de tensión automatizados. Develando el  redescubrimiento de nuestro equilibrio natural.

Es importante comenzar con un cierto número de clases semanales que permitan crear una base desde la cual podamos trabajar sobre nosotros mismos.

La STAT (Asociación Internacional de Profesores de la Técnica Alexander) recomienda un mínimo de 20 a 30 clases. 

Cada clase dura 50′ aproximadamente. Se necesita ropa cómoda y poder quitarse los zapatos.

 Talleres Grupales: Ver ‘AGENDA'